Los retos para el siglo XXI

Publicada en

Por Juan José Enríquez, candidato a Decano del COEV

Hoy celebramos elecciones en el Colegio de Economistas de Valencia. Sobre esta cuestión publicó su opinión en este periódico, el pasado sábado, quien fue gerente del Colegio durante treinta años, Víctor Gómez Senent. No conviene olvidar que este artículo, que ha generado tanta controversia desde su publicación, es obra de un profesional independiente, desvinculado de cualquier candidatura, que ha desarrollado su trabajo profesional sin tacha durante muchos años en el Colegio bajo diversos decanatos, y que sólo ha puesto sobre la mesa datos contrastados sin solicitar el voto para ninguna candidatura.Comparto la visión del exgerente: nuestro colegio ha involucionado hacia un caudillaje de unos pocos, cerrando la participación de los compañeros. Si ni siquiera miembros de la propia junta, elegidos democráticamente hace dos años, hemos podido participar en la gestión del colegio, ni acceder directamente a la información, qué decir del común de los colegiados.

He recibido dos querellas del Decano por informar a los compañeros sobre cuestiones que les afectaban directamente. La primera ya ha sido archivada, aseverando la jueza de instrucción que mi información era veraz y que solo perseguía informar a los colegiados sin ningún ánimo de injuriar a nadie. Respecto a la segunda, a falta todavía de archivo, sí que puedo decir que he aportado un certificado del subsecretario de la Consellería de Justicia que prueba, una por una, mis afirmaciones. Hoy los colegiados tienen la oportunidad de cerrar estos desgraciados incidentes y dar la vuelta al rumbo de su colegio. Mi candidatura, que se complementa perfectamente con la que gané las elecciones de hace dos años, lleva la transparencia y la participación como principios rectores básicos. Ya los llevamos hace dos años, pero el choque de modelo con el que representa el actual decano ha impedido ponerlos en valor.

Es hora de cambiar el rumbo hacia un modelo mucho más horizontal, en el que los colegiados serán los protagonistas del presente y del futuro. La misión de la nueva junta será la de encauzar el enorme caudal de talento, de experiencia y de conocimientos de nuestros colegiados y ponerlos en valor para todos ellos y para nuestra sociedad valenciana.

Queremos que más de 100 economistas participen en el día a día porque creemos en la fuerza del colectivo, porque tenemos confianza en el buen hacer de nuestros compañeros, porque no nos creemos capaces de sustituirles. Abriremos comisiones sectoriales con todas las especialidades del economista, para que todos puedan aportar y todos puedan recibir. Un colegio del siglo XXI no puede gobernarse con las maneras de siglos pasados. Necesitamos prescindir por fin de los personalismos en la gestión. Sólo con la participación de todos conseguiremos situar al COEV en el lugar que se merece